Los estadounidenses están adquiriendo confianza en la economía

El Informe de empleo de septiembre publicado por la Oficina de Estadísticas Laborales informó que la tasa de desempleo cayó al 7.9 %. Aunque ese porcentaje está muy por debajo de lo que los expertos pronosticaron a principios de este año, significa que todavía millones de personas no tienen trabajo. No hay manera de minimizar el tremendo impacto que esta recesión inducida por la pandemia sigue teniendo en muchos estadounidenses.

Sin embargo, el último índice ‘Home Purchase Sentiment’ de Fannie Mae muestra cómo cada vez más estadounidenses creen que lo peor ya paso, y que su situación laboral personal es buena. El índice reveló que:

“El porcentaje de encuestados que dicen que no están preocupados de perder su trabajo en los próximos 12 meses aumentó del 78 % al 83 %, mientras que el porcentaje que dice que está preocupado disminuyó del 22 % al 16 %. Como resultado, la proporción neta de los estadounidenses que dicen que no están preocupados de perder su trabajo aumentó 11 puntos porcentuales”.

Los estadounidenses también cambian el juego

Los estadounidenses son naturalmente optimistas y siempre han respondido a los desafíos con resiliencia e ingenio. Hoy no es diferente. Por ejemplo, el Wall Street Journal (WSJ por sus siglas en inglés) acaba de informar:

“Los estadounidenses están iniciando negocios nuevos al ritmo mas rápido en más de una década, según datos del gobierno, aprovechando la demanda acumulada y las oportunidades nuevas después de que la pandemia cerrara y remodelara la economía”.

¿Por qué alguien empezaría un negocio en medio de una crisis económica? El WSJ explica:

“El aumento puede ser una señal de que la pandemia está acelerando la ‘destrucción creativa’, el concepto… para describir cómo las empresas nuevas e innovadoras a menudo desplazan a las mas antiguas y menos eficientes, impulsando la prosperidad a largo plazo”.

El WSJ también señala que estos negocios nuevos tendrán un impacto positivo en la situación general del empleo, ya que las nuevas empresas “son un motor crítico en la creación de empleos. Las empresas en fase de iniciación han representado históricamente alrededor de una quinta parte de la creación de empleos”.

En conclusión,

Para los millones de estadounidenses que continúan desempleados, esperamos un regreso rápido a la fuerza laboral. Sin embargo, debemos darnos cuenta de que más del 90 % de las personas siguen trabajando, y algunas se están aventurando a empezar nuevas empresas. Tal vez la próxima compañía que cambie el juego está a la vuelta de la esquina.

Please follow and like us:

Leave a Reply